UNA COCINA LIMPIA Y RADIANTE

Cocina verde con suelo hidraulico

¡Hola decolovers! Hoy estrenamos nueva sección ¡La limpieza! Sé que nunca hablamos de la temida limpieza y es que es precioso tener unas casas que luzcan bonitas, pero detrás siempre existe el gran esfuerzo de mantenerlas limpias y organizadas. Por eso me he decidido a publicar cada quince días post con trucos de limpieza que yo sé y me encantaría conocer trucos que tu utilizas a la hora de dejar tu casa reluciente, así todas nos ayudaremos ¿Qué te parece?
Quiero comenzar esta sección por la temida cocina, ¡Empiezo fuerte! Es una de las tareas más pesada, pero qué tal si escoges un día soleado y sigues este plan de limpieza para cocinas mío personal y te ayudará a conseguir una cocina limpia y radiante. 
Es importante tener una cocina limpia ya no solo por estética sino también porque puede llegar a ser un foco de bacterias. Por eso aparte de mantener paredes, muebles, electrodomésticos limpios debemos controlar los productos caducados, redistribuir despensa y menaje y revisar todo lo que se usa en general en la cocina. Lo habitual es hacer limpieza una vez al año, en un día que no vayamos a tener interrupciones y con buen tiempo para tener ventanas y todo abierto. 
Hay que asegurarse que tenemos todos los productos a mano: desengrasante, limpiacristales, amoniaco, limpiador neutro…Y ahora si ¡Empezamos! 
cocina con peninsula

Primero: Los armarios por dentro y por fuera. Hay que vaciarlos, tirar los productos caducados que siempre se encuentra alguno jeje, y limpiar el interior con agua y jabón neutro.
Si existen restos de grasa difíciles de quitar se puede utilizar amoniaco diluido en una poquita de agua, que este truco también vale para el interior del horno y para los electrodomésticos blancos (si son de acero te cuento como lo hago más abajo donde os dejo los tips para materiales)
Para el interior del frigorífico, mejor agua con un poco, pero poco de detergente suave o un chorrito de vinagre, por supuesto que antes hay que retirar los alimentos. Seguidamente nos vamos a congelador, y descongelamos, si es no frost no será necesario, y revisamos su contenido, y a esto me refiero a retirar todo lo caducado y limpiamos como el frigorífico. Listo los gérmenes eliminados.
La campana extractora y su filtro interior no lo olvides limpiar con desengrasante y productos bactericidas.

Para las tuberías conviene un mantenimiento regular con un producto que se encargue de limpiar restos que se puedan quedar alrededor, vale cualquier producto limpiador.
Muy importante es desinfectar las zonas húmedas del moho como las juntas de las cañerías, pilas, grifos.

organizacion en la despensa
Segundo: damos paso a las zonas invisibles, esos huecos en los que van los electrodomésticos y los embellecedores de debajo de los muebles de la cocina, hay se convierte en un almacén de polvo y grasa. Hay que retirarlos y barrer y fregar con un buen desengrasante y luego con detergente para así eliminar todo germen que pueda quedarse. También hay que acordarse de la rejilla del frigorífico y de los filtros como el de la campana extractora.

Tercero: Una vez todo limpio vamos a los azulejos, limpiaremos con agua y amoniaco, y para sacarle brillo frótalos con un paño de microfibra seco. Luego es importante repasar las juntas si se encuentran en mal estado, si es así se les aplicara una lechada.
Cuarto: sillas y mesa del office, limpiar bien con agua y limpiador neutro y apretar tornillos.

Quinto: Y ya por último el suelo que si se ve que tiene restos de grasa se utilizará un desengrasante, yo en casa tengo una loza rustica y para dejarlo bien limpio utilizo desengrasante y un cepillo, pero todo va en función del suelo que tengas no lo olvides. 
cocina lacada en brillo

Esto es como yo lo hago ahora me gustaría conocer como lo haces tu,
¿Me lo cuentas? 

También espero que te sirva de algo.
¡Feliz día! 
Image and video hosting by TinyPic


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.